Alimentos Antioxidantes Naturales que Combaten los Radicales Libres

Dieta rica en antioxidantes naturales para prevenir enfermedades

Alimentos Antioxidantes Naturales

En los últimos 10 años el interés de los expertos en nutrición por estas frutas se ha incrementado considerablemente, y los estudios han demostrado que los nutrientes que se encuentran en todos estos frutos, llamadas frutas del bosque: arándanos, arándano rojo, grosellas, moras, frambuesas, fresas, cerezas, etc.; puede estimular el cuerpo a combatir contra las infecciones del tracto urinario, puede aumentar la agudeza visual y mejorar la visión en conjunto y puede aumentar el estado de alerta y estimular la memoria y la atención. Comer las frutas enteras (semillas y cáscaras) garantiza una sorprendente cantidad de vitaminas, antioxidantes y otros fitoquímicos (sustancias químicas naturales que se encuentran en los alimentos de origen vegetal) que pueden servir como aliados para el cuerpo contra algunos tipos de cáncer.

A menudo, los expertos dicen que las frutas del bosque son en realidad fuente de los más importantes antioxidantes. Es por eso que ahora, se incluyen en muchos productos disponibles en el mercado, así como en múltiples suplementos vitamínicos, que se hacen a partir de su composición compleja.

1. ¿Qué son los antioxidantes?

Los Antioxidantes naturales combaten los radicales libresLos antioxidantes son compuestos naturales que los encontramos en frutas y verduras, que tienen un papel importante demostrado en la salud, en ayudar al cuerpo para hacer frente a los ataques, tanto del entorno externo como interno. Con tales aliados el sistema inmunológico puede combatir y neutralizar los ataques más rápidamente y así evitar los desequilibrios del cuerpo por las enfermedades, las inflamaciones, procesos degenerativos, envejecimiento, incluso de activación y replicación celular anormal (característico al cáncer).

Los expertos creen que los antioxidantes son sustancias capaces de contrarrestar los efectos nocivos de unos metabolitos tóxicos, resultantes tanto de los procesos endógenos, que también están presentes en entorno externo debido a la contaminación. Estas sustancias químicas se llaman radicales libres.

Los radicales libres son sustancias químicas muy reactivas que introducen oxígeno en las células, produciendo la oxidación de sus partes, alteraciones en el ADN, y que provocan cambios que aceleran el envejecimiento del cuerpo. Esto es debido a que el oxígeno, aunque imprescindible para la vida, es también un elemento químico muy reactivo y tiene una reactividad química muy alta, pudiendo causar daño celular importante, que culmina con la muerte de las células sobre las que acciona. Los más importantes radicales libres conocidos hasta la fecha están representados por superóxido e hidroxilo. Como su nombre lo indica, son derivados del oxígeno, que adquieren propiedades que los hacen altamente tóxicos.

El proceso de oxidación puede evolucionar en cascada: es suficiente para que una célula sea expuesta a la acción de estas sustancias químicas, que entonces el proceso se amplié y así sentar las bases para la aparición de enfermedades o cánceres. Es ya conocido el hecho de que los cánceres son causados por desequilibrios internos que culminan con la interacción no deseada entre estos radicales libres y el ADN celular, causando la aparición de mutaciones. Los radicales libres son culpables de los procesos de envejecimiento del organismo en general, así como de las enfermedades más específicas: aterosclerosis, enfermedad hepática, enfisema pulmonar, enfermedad de Parkinson, enfermedad de Alzheimer, la esquizofrenia.

En ciertas concentraciones, los radicales libres tienen efectos neutros y no dañan el cuerpo. Además, el cuerpo tiene una serie de mecanismos que permiten luchar contra ellos (representado principalmente por las enzimas que los pueden neutralizar). Pero es muy importante que nuestra dieta diaria le ofrezca nuevos aliados. Lo más importantes son los antioxidantes.


Ellos juegan el papel más importante para garantizar la protección contra el oxígeno perjudicial. Muy a menudo el antioxidante más importante tiene vitamina A, vitamina E, vitamina C y polifenoles. Parecen ser capaces de inhibir las reacciones de oxidación en los tejidos y eliminar los radicales y los productos intermedios del metabolismo. Los compuestos con acción antioxidante que podemos encontrar en las frutas son: el ácido ascórbico (vitamina C), vitamina E (tocoferoles, tocotrienoles), polifenoles (como los flavonoides y resveratrol) y carotenoides.

Las fuentes más importantes de antioxidantes se encuentran en la naturaleza en formas complejas y nunca solas. Los complejos polivitamínicos proporcionados por la fruta y verdura son todo un beneficio para el cuerpo y nos pueden ayudar a estimular el sistema inmunitario, obteniendo así protección contra las enfermedades. Con el tiempo, los científicos han analizado el contenido en antioxidantes de más de 100 frutas, verduras, cereales, nueces y especias, pero los resultados aparecían siempre similares: los más ricos en antioxidantes son las frutas del bosque, la granada etc.

En los lugares más bajos en el ranking de las frutas más ricas en antioxidantes fueron clasificados: la manzana y las frutas confitadas, pero también el albaricoque, mango y la sandía.

Entre las verduras ricas en antioxidantes se incluyen: la espinaca, coles de Bruselas, brócoli, pimiento verde, cebolla, maíz y berenjena.

Además de antioxidantes (refiriéndose aquí a la vitamina C, vitamina E y vitamina A), las frutas del bosque nos garantizan beta-caroteno, luteína, licopeno y selenio. Este cóctel de vitaminas puede ser recomendable si se quiere mejorar: la digestión, la función cognitiva, la función visual, la función cardiovascular, si queremos fortalecer el sistema inmunológico y facilitar la comunicación intercelular, estabilizar las membranas celulares de tal modo que no sean propensas a las agresiones, estabilizar el nivel del colesterol y proporcionar los ácidos grasos esenciales al cuerpo necesarios, en proporciones óptimas.

A pesar de que existe una amplia gama de frutas y verduras que son ricas en vitaminas y antioxidantes, hay un detalle que debemos tener en cuenta, de lo cual los expertos nos advierten: incluso si tomamos estos productos en grandes cantidades la capacidad del cuerpo para absorber es limitada. Esto es lo que los expertos llaman "biodisponibilidad" y depende de la absorción y de la manera de metabolizar los compuestos contenidos en los alimentos. Para el cuerpo importa mucho cuántos antioxidantes tomamos a través de la dieta, pero también el tipo de antioxidantes que son. Si estos provienen de la fruta, la tasa de absorción es baja, aunque la concentración del compuesto parece caber en las recomendaciones de los especialistas.

En estas situaciones no es de evitar incluso cocinar suavemente la fruta para promover la absorción gastrointestinal. No se recomienda una preparación térmica severa, para no inactivar la mayoría de las vitaminas ya que el resultado no sería lo que pretendíamos.

Por ejemplo, los científicos han descubierto que mediante la preparación a vapor suave, del arándano, durante unos minutos (¡y no a plena potencia!), el nivel de antioxidantes absorbidos por el cuerpo aumenta de manera significativa, por lo que la biodisponibilidad se incrementa significativamente. Esta observación ha sorprendido incluso a los expertos, que aún no han explicado completamente.

Sin embargo, la observación no hizo más que reforzar las recomendaciones de los nutricionistas clásicos: la dieta debe ser lo más variada en frutas y verduras, así que asegúrese de que, independientemente de la forma en la que están los antioxidantes, el cuerpo se beneficiará de ellos. Sí la dieta es más variada, son más altas las posibilidades para satisfacer nuestras necesidades diarias. Debido a que el mecanismo de extracción de antioxidantes de la fruta no se comprende completamente, los expertos insisten en consumir frutas que han demostrado ser ricos en estos compuestos, tales como las frutas del bosque.

Los antioxidantes son vitaminas, minerales y otros nutrientes que pueden proteger a las células del cuerpo contra los efectos nocivos de los radicales libres. Los radicales libres aparecen debido a la polución, el humo de tabaco, los productos químicos o las dietas poco saludables.

El cuerpo humano produce naturalmente los antioxidantes que inhiben los radicales libres. Cuando el estrés oxidativo es demasiado alto, la situación encontrada en el caso de personas que hacen esfuerzo físico o intelectual, o viven en ciudades con mucha aglomeración y contaminadas, el cuerpo debe ser ayudado con los antioxidantes desde el exterior.

Los tres antioxidantes clave: las vitaminas A, C y E, se encuentran en las frutas y verduras, pero también en forma de medicinas. En cuanto a su estructura química, los antioxidantes naturales y artificiales son iguales, pero sin embargo se constató que los naturales son mejor utilizados por el cuerpo que los sintéticos.

Los antioxidantes naturales se encuentran en abundancia en cereales, frutas y verduras. Es importante consumir una gran variedad de antioxidantes. Es mejor conseguirlos de los alimentos que de suplementos vitamínicos sintéticos.

Por otra parte, estos antioxidantes naturales ayudan: a aumentar la resistencia y la energía del cuerpo en general, mejorar la circulación sanguínea, reducir la tensión arterial, fortalecimiento de la capacidad cognitiva y la memoria, en la pérdida de peso, en general retrasa el envejecimiento para vivir más tiempo y más saludable.

2. Alimentos Antioxidantes Naturales 

El jugo de granada protege el corazón

Granada propiedadesLas granadas contienen antioxidantes naturales como polifenoles. Unos estudios realizados por expertos de la Universidad de Florida, EE.UU., mostraron que aquellos que consumían regularmente jugo de granada tenían un nivel de antioxidantes mayor del 35%. El principal beneficio que aporta el consumo de la granada es que disminuye el riesgo de enfermedad cardiovascular. Numerosos estudios han demostrado que los taninos contenidos pueden disminuir los niveles de colesterol malo y sus depósitos.

Un aspecto importante en términos de la granada es: mejor beber zumo de la fruta entera, que comer la fruta, porque los antioxidantes más potentes se encuentran en la cáscara, que normalmente no se consume.

La canela reduce el azúcar en la sangre

Cuando se toma diariamente, la canela reduce el colesterol malo y los niveles de triglicéridos en un 30%, según un estudio realizado por Richard Anderson, investigador del Departamento de Agricultura de Estados Unidos, una acción que compite estrechamente con la acción de las pastillas clásicas, que son recomendadas por los médicos para el tratamiento de estos problemas médicos. También la canela ayuda al cuerpo a usar más eficientemente la insulina. Consumido regularmente, la especia tiene la capacidad de disminuir los niveles de azúcar en la sangre hasta en un 20%.

Vayas de Goji - Beneficios para la salud

Bayas de Goji - beneficios para la saludLas propiedades nutritivas de las bayas de Goji, lo ha impulsado a estar entre los alimentos estrella. La baya de Goji es una fruta exótica rica en antioxidantes. Por otra parte, se considera una de las frutas más saludables del mundo.
Sin la protección constante, el ADN humano puede verse afectado por las toxinas y los alimentos poco saludables. Tal daño que conduce a enfermedades o envejecimiento del cuerpo puede ser contrarrestado con frutas y verduras ricas en antioxidantes.

Si es usted anémico, las bayas de Goji combaten contra el agotamiento, son ricas en fibra y hierro. No hay necesidad de consumir una gran cantidad de bayas de Goji, un puñado tomadas semanalmente les ayudará a combatir la anemia y la deficiencia del hierro del cuerpo. Dan los mismos beneficios independientemente de la forma en que se consumen: zumo, fruta entera o infusión.

Desde hace varios años las propiedades antioxidantes de las bayas de Goji han sido probadas y demostradas por diversos estudios. Se destacan por el gran contenido de antioxidantes, particularmente los carotenoides, los cuales tienen la capacidad de reducir el riesgo de degeneración macular, la principal causa de ceguera entre las personas mayores de 55 años. Estos antioxidantes protegen al cuerpo contra el estrés oxidativo, reduce la fatiga y aumenta la protección del organismo contra los agentes nocivos, lo que disminuye el riesgo de cáncer.

Las bayas de Goji contienen vitaminas esenciales, minerales, aminoácidos y polisacáridos involucrados en el aumento de inmunidad. En las bayas de Goji encontramos cantidades significativas de carotenoides, zinc, calcio, selenio, fósforo y germanio.

Nueces

Un alimento verdaderamente fantástico, las nueces son ricas en vitaminas A, B y C, potasio, yodo, magnesio, selenio, calcio, cobre, ácido fólico, fibra y antioxidantes naturales, protegiéndonos de cáncer, enfermedades cardiovasculares, diabetes o anemia, fortaleciendo los dientes y mejora significativamente la memoria.
¡Lo ideal sería que comieramos por lo menos 5 nueces al día para una buena salud!

Arándanos

Propiedades de los arándanosLos arándanos están entre la lista de los productos que tienen un alto contenido de antioxidantes, más que cualquier otra fruta o verdura porque contiene una gran cantidad de vitaminas (en especial A, B y C), teniendo efecto antiinflamatorio, antidiabético y antienvejecimiento, y previene en especial las afecciones cardíacas y degenerativas como la enfermedad de Alzheimer.
Los compuestos que pertenecen a la familia de los flavonoides que combaten a los radicales libres, asociados con el cáncer y las enfermedades del corazón. Los estudios también han demostrado que los arándanos estimulan la actividad cerebral. Igual que las grosellas, combaten también las infecciones urinarias.

Los tomates están igual en la lista de alimentos ricos en antioxidantes que nos protegen contra los tumores. "Cocidos en sopas, salsas o consumidos frescos, reducen el riesgo de cáncer de próstata y cáncer del tracto digestivo", dice la doctora Kathleen Hall, especialista en terapias antiestrés, fundador del Instituto Americano del Estrés.

Estas verduras contienen un potente antioxidante llamado licopeno. Un estudio realizado por la Universidad de Harvard demostró que las mujeres con edades comprendidas entre 45 y 55 años que consumían durante cinco años grandes cantidades de licopeno, fueron 30% menos propensas a desarrollar enfermedades cardíacas en comparación con las mujeres que no consumieron productos ricos en esta sustancia.

Judías – el alimento perfecto

Consideradas a menudo, la comida de los pobres, las alubias son un alimento casi perfecto desde el punto de vista nutricional. Están llenas de vitaminas, calcio y fibras. De todas las verduras, las judías rojas o negras son las más ricas en antioxidantes. Tienen un alto contenido en hierro, magnesio, potasio, cobre, proteínas, fibras, pero también 8 clases de flavonoides.

Las alubias negras o rojas previenen enfermedades cardiovasculares y varios tipos de cáncer. Además, esta fuente de antioxidantes naturales es un gran sustituto de la carne y contiene sólo 250 calorías por taza.

Ciruelas

Antioxidantes naturales, calcio, hierro, potasio, ácidos orgánicos, vitaminas A, B1, B2 y C, todo esto hace que sea un alimento milagroso que regula el tránsito intestinal, trata la anemia, aumenta la inmunidad, mejora el funcionamiento del hígado y el páncreas, energiza el cuerpo y fortalece el sistema nervioso.

La Soja ayuda en las enfermedades renales

Los beneficios del consumo de la soja están demostrados por muchos estudios, contiene isoflavonas de soja que tienen un alto contenido de antioxidantes. Un estudio publicado por el British Journal of Medicine mostró que las isoflavonas disminuyen los niveles del colesterol malo.
La planta en sí es una proteína de alta calidad, que ayuda a frenar la progresión de la enfermedad renal. Los péptidos de soja contienen óxido nítrico, uno de los antioxidantes más poderosos cuando se trata de proteger el corazón.

Moras - propiedadesMoras

Con sólo 64 calorías / taza, las moras te ofrece una gran dosis de magnesio, hierro, potasio, fósforo, sodio, vitamina C, vitamina B1, B2, B3, B5, B6, ácido fólico y antioxidantes naturales, que protegen de anemias, enfermedades del corazón, cáncer de pulmón y de la piel, fortaleciendo al mismo tiempo, el sistema esquelético.

Frambuesa

Con una potencia antioxidante 3 veces mayor que el kiwi y 10 veces mayor que los tomates, las frambuesas reduce el azúcar en la sangre, protege contra la degeneración macular y tiene importantes propiedades anticancerígenas.

El vino tinto reduce el colesterol

La única bebida alcohólica que entra en la lista de los productos ricos en antioxidantes es el vino tinto. "El vino tinto contiene bioflavonoides, fenoles, taninos, resveratrol, tiene propiedades antioxidantes que previenen los depósitos y las obstrucciones en las arterias. Al mismo tiempo, aumenta el colesterol bueno ", dijo la doctora Kate Flanigan Sawyer, coordinador de la División de Salud de Colorado, EE.UU.

Manzana

Todos sabemos que las manzanas son una gran fuente de salud que nos proporciona una gran cantidad de ácido fólico, vitaminas (A, B1, B2, C), hierro, magnesio y zinc, que nos ayuda a mantener la silueta (suprime el hambre) reduciendo el riesgo de cáncer, especialmente de mama y de pulmón.
Aplicando la manzana en la cara, limpia el cutis, cura el acné y suaviza las arrugas.
¡Piensa en lo difícil que es comer una manzana al día! La naturaleza nos ofrece todo lo que necesitamos para disfrutar de una vida larga y saludable, ¡por lo que vaya al mercado y llene sus bolsas con frutas y verduras, los alimentos ricos en antioxidantes naturales!

Cítricos, campeones de la vitamina C

Citricos - Beneficios para la saludLas Naranjas, pomelos y limones contienen grandes cantidades de vitamina C, uno de los antioxidantes más potentes. Los estudios han demostrado que si las vitaminas se toman de las frutas y verduras tiene un efecto más fuerte que las sintetizadas químicamente, que se puede comprar en las farmacias en forma de pastillas.

Otras fuentes importantes de antioxidantes naturales son los cereales integrales, brócoli, espinaca, naranjas, uvas, pimientos, almendras, miel y aceite de oliva.

Los tés

El té verde es una gran opción para aquellos que quieren beneficiarse de los efectos de los antioxidantes. "La gama verde contiene un antioxidante llamado EGCG único, que ayuda a erradicar los radicales libres y retrasa el envejecimiento. Este antioxidante esta únicamente en el té verde ", dijo Narinder Duggal, Profesor de la Universidad de Washington, EE.UU., y director médico de un centro de investigación en salud.
También el té negro ayuda al cuerpo a protegerse de muchos tipos de cáncer, enfermedades cardiovasculares, el Alzheimer, el Parkinson y la artritis reumatoide. Estas cualidades se han demostrado en estudios científicos realizados por el médico Jack Bukowski y su equipo de investigadores del Hospital de Mujeres de Boston, EE.UU. Los estudios han demostrado que las mujeres que consumieron 250 ml de té negro al día, durante dos semanas, han duplicado o incluso triplicado la respuesta de acción del sistema inmune en la lucha contra las infecciones y la inflamación.

Los Aceites vegetales mejoran la función cerebral

Los ácidos grasos Omega 3 son esenciales en la dieta porque el cuerpo humano no puede producirlos, por lo que necesitamos extraerlos de la comida. Estos se encuentran en el pescado del mar y en algunos tipos de aceites vegetales como (aceite de oliva, semillas de lino, aguacate). La principal cualidad de estos ácidos se refiere a los beneficios que aportan al sistema cardiovascular. Por lo tanto, disminuye el colesterol malo y eleva al bueno, lo que reduce el riesgo de enfermedades del corazón. Se ha llegado a la conclusión de que, cuando las personas consumen grandes cantidades de alimentos que contienen ácidos grasos Omega 3, los casos de cáncer son mucho más raros - los esquimales, por ejemplo, que consume mucho pescado del mar, pero también los italianos, franceses o españoles, que en sus menús tradicionales consumen mucho pescado y aceite de oliva.
El pescado como salmón o la trucha son ricos en antioxidantes, especialmente en aquellos que protegen el sistema cardiovascular de enfermedades, pero también mejora la función cerebral.

Frutas y verduras, fuentes perfectas de antioxidantes

Los antioxidantes nos protegen de la acción peligrosa de los radicales libres, que causan muchas enfermedades. Los estudios científicos han demostrado que estos tienen un papel crucial en la prevención del cáncer y enfermedades del corazón, estimulando el sistema inmunológico y ralentizando el proceso de envejecimiento.

Los más famosos antioxidantes naturales son:

La vitamina A o beta-caroteno que se encuentran en las zanahorias, el calabacín, brócoli, tomates, repollo, melón, melocotones, albaricoques y etc.

La vitamina C se encuentra en los cítricos, pimientos, brócoli, fresas, tomates y verduras de hoja verde.

La vitamina E se puede obtener de las nueces - frutos secos y semillas, cereales, verduras de hoja verde, aceite vegetal y aceite de pescado.

El selenio se encuentra en el pescado, el marisco, carnes rojas, cereales, huevos  y ajo.

La investigación ha demostrado que la vitamina C y E, así como el selenio, ayudan a proteger la piel contra el daño causado por la radiación solar y la prevención del cáncer de piel.
Con su ayuda puede incluso retardar el proceso de envejecimiento de la piel y disminuir las arrugas. Su acción consiste en acelerar el proceso de curación natural de la piel y evitar el daño a las células.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *